4 decisiones que tiene que tomar el dueño de los Yankees tras la eliminación de 2023

Los Yankees de Nueva York ya quedaron oficialmente fuera de competencia por un lugar en los playoffs de MLB -por primera vez desde 2016- y se espera que con ello comience un trabajo fuerte en las oficinas del equipo.

“Vamos a tener unas conversaciones muy francas entre nosotros. Este año fue obviamente inaceptable”, había dicho el propietario de la organización, Hal Steinbrenner, semanas atrás y tras la eliminación esta posición tiene que haberse radicalizado.

Una profunda evaluación de cada aspecto del equipo debe venir en los próximos días y de seguro tendrá consecuencias en la conformación del grupo para la venidera temporada de Grandes Ligas. Estas son las decisiones más importantes que deben tomar.

1. Priorizar la adquisición de Juan Soto

La cirugía de Shohei Ohtani podría alejarlo de los Yankees, pero en el Bronx siguen teniendo necesidad de sumar a una estrella y Juan Soto es el ideal. Puede asumir la defensa del jardín izquierdo, es un bateador zurdo con contacto y poder y su adquisición podría elevar la moral del grupo. Esta debe ser una prioridad en el invierno.

2. Iniciar una revolución con prospectos top

Presionados por Steinbrenner, en Nueva York ya han dado pasos importantes en este sentido, con la titularidad de Anthony Volpe en el campocorto y el ascenso de prospectos top del equipo como Everson Pereira, Jasson Domínguez, Austin Wells y Oswald Peraza. Posiblemente deban dejarlos a todos en el roster en 2024 y también hacer el llamado a las promesas del pitcheo.

3. Pasar la página de jugadores como Luis Severino

Una leyenda del equipo como CC Sabathia es una de las voces que se ha levantado para pedir que retengan a Luis Severino, que será agente libre tras una decepciónate temporada. Pero lo mejor será dejarlo ir, lo mismo que a Frankie Montas, y buscar una salida para Domingo Germán.

4. Ratificar a Brian Cashman y Aaron Boone, y darle estabilidad a la organización

Los seguidores del equipo piden la salida del gerente general Brian Cashman y no es un secreto que la continuidad de Aaron Boone en el banquillo está en duda. En el Bronx necesitan hacer cambios internos importantes, pero dejarlos a ambos le daría estabilidad al grupo.