ALCALDE ADAMS AL GRITO POR INMIGRANTES: “Si esto no se detiene el desangre será de $12 mil millones”

Si la Ciudad de Nueva York no encuentra en los próximos meses una “ruta” para desahogar la carga que significa el flujo de millas de inmigrantes, que siguen llegando desde varios países en autobuses desde Texas, los cálculos apuntan a que para el 2025 las arcas municipales habrán sufrido un “desangre” de 12 mil millones de dólares, acumulados desde que arrancó esta crisis en la primavera de 2022.

La Alcaldía ya ha gastado $1,450 millones en lo que va del año fiscal 2023. Esto se traduce que, sin apoyo estatal y federal, la Ciudad deberá agregar otros $7 mil millones al plan financiero durante este año y el próximo, para satisfacer las necesidades básicas de una población que sigue arribando sin parar.

Justamente ante las proyecciones de esta cantidad estrafalaria de dinero, este miércoles el alcalde Eric Adams, al lado de parte de su equipo de gobierno, reiteró un llamado que ya se ha hecho recurrente durante el último año: Exigió al gobierno federal una acción urgente de descompresión y asistencia económica, para continuar enfrentando esta crisis migratoria que ya se convirtió en una tragedia humanitaria.

Más específicamente, se pondera que esta contingencia, le está costando a los contribuyentes de la Gran Manzana, $300 millones por mes. Con una aproximación de $383 por persona por el alojamiento, cuidados médicos y alimentación.

Por cada año por venir, los jerarcas municipales encargados del presupuesto, se alarman que el desembolso rondaría los $3,6 mil millones.

“Los neoyorquinos no se merecen que esta situación nos obligue a cortar servicios fundamentales que afecten su calidad de vida. Nosotros no creamos esta crisis, pero la estamos padeciendo como ninguna otra municipalidad en el país”, espetó nuevamente el mandatario municipal quien exhortó a que se declare la emergencia en la frontera. Fuente: El Diario NY.