Cómo la jardinería mantiene a esta Latina en Connecticut arraigada con su herencia peruana

Emely Ricci comenzó a trabajar en el jardín durante la pandemia con la idea de cultivar alimentos que su familia comería regularmente.

Después de un año de dedicarse a su jardín, Ricci decidió intentar plantar huacatay, una hierba aromática que crece en los Andes peruanos. Le contó a sus padres y a su abuela sobre la idea. El papá de Ricci era un poco escéptico; No pensaba que Connectitut tuviera el clima ideal para que crezca la hierba.

Solo pocas semillas brotaron el primer año. Pero en la siguiente primavera, cuando Ricci fue a limpiar su huerto, pequeñas plántulas de huacatay estaban creciendo a su alrededor.

“Tiene una deliciosa fragancia”, dijo Ricci, de 24 años, sosteniendo un manojo de huacatay recién cosechado en su jardín en Shelton, Connecticut. “Tiene una pequeña pizca de menta, pero definitivamente es más picante, de una buena manera”.

“Muy sabroso, apetitoso”, añadió.

La abuela de Ricci, Ysabel Menacho de Cancho, fue la más sorprendida con el huacatay. Ella creció en los Andes peruanos y no había visto esa hierba hace tiempo, pero recordó cómo un vecino compartía su cultivo de huacatay con los demás en el barrio.

“Y fue un recuerdo bonito que ella me contó”, dijo Ricci. “Llegas a aprender un poco más sobre su vida cuando ella era joven”.

Con su propio cultivo, Ricci — una planificadora comunitaria en el día — ahora puede llevar huacatay para las comidas caseras de su familia. Ella tiene un suministro en el congelador.

Plantar huacatay también le ha permitido a Ricci conectarse con su cultura peruana, y de “reclamar esa identidad que podía haber pospuesto o simplemente ignorado” como una persona que creció en una ciudad suburbana predominantemente blanca.

“Creo que la comida para mí abarca muchas cosas más”, dijo Ricci. “Mi cultura, mi herencia, mi abuela, mi familia, la infancia de mis padres, mi propia búsqueda de conectarme con mi identidad latina”. Fuente: NHPR