Creen Trump podría ser imputado en caso del asalto al capitolio

Una carta dirigida a Donald Trump por el Departamento de Justicia sugiere que una extensa investigación realizada por esa oficina sobre los esfuerzos para anular las elecciones de 2020 se está concentrando en él después de más de un año de entrevistas con los principales asesores del expresidente y funcionarios estatales de todo el país.

Los fiscales federales han lanzado una amplia red, preguntando a los testigos en los últimos meses sobre una caótica reunión en la Casa Blanca que incluyó la discusión sobre la incautación de las máquinas de votación y sobre la participación de los abogados en los planes para bloquear la transferencia del poder, según personas familiarizadas con la investigación.

Discutieron con testigos los esquemas de los asociados de Trump para reclutar listas de falsos electores republicanos en estados disputados ganados por el demócrata Joe Biden y entrevistaron a funcionarios electorales estatales que enfrentaron una campaña de presión sobre los resultados electorales en los días previos a los disturbios del 6 de enero en el Capitolio de los Estados Unidos.

No está claro cuánto más durará la investigación del fiscal especial Jack Smith, pero su gravedad fue evidente el martes cuando Trump reveló que había recibido una carta del Departamento de Justicia informándole que él era el objetivo de la investigación. Tales cartas a menudo preceden a los cargos penales; Trump recibió uno antes de su acusación formal el mes pasado por cargos de haber acumulado ilegalmente documentos clasificados en su propiedad de Mar-a-Lago en Florida.