Dominicano Domingo Germán hace historia en Oakland

El nicaragüense Dennis Martínez, el venezolano Félix Hernández y otros 21 pitchers tienen compañía en el club más selecto de la historia del béisbol. Domingo Germán, un dominicano que apenas había ganado 30 juegos en las Ligas Mayores con los Yankees de Nueva York, lanzó un juego perfecto la noche del miércoles en Oakland.

Domingo Germán, de 30 años, terminó en orden a los 27 bateadores de los Atléticos de Oakland en una joya maravillosa de 99 lanzamientos que aparecieron dos horas y medios para inscribir su nombre en la historia del béisbol como el 24o. lanzador de todos los tiempos en lograr un juego perfecto oficial. Los Yankees vencieron a Oakland 11-0 ante 12,479 espectadores en el Coliseo.

Cuando Josh Donaldson fildeó la fuerte bola de Esteury Ruiz y lo puso fuera con su tiro al primera base Anthony Rizzo, Germán se convirtió en apenas el tercer latinoamericano junto a Martínez y Hernández en tirar un juego perfecto y el primer dominicano. Nadie en las Ligas Mayores había obtenido un perfecto desde que el “Rey Féix” tuvo el suyo en agosto de 2012 con los Seattle Mariners. Es decir, hace casi 4.000 días.

Germán es el cuarto Yankee en lanzar un juego perfecto entre los 24 registrados en la historia de las Mayores: Don Larsen lanzó uno en 1956, que además fue en Serie Mundial contra los Dodgers; David Wells lanzó el segundo para el equipo de El Bronx en 1998, muy famoso tras conocerse que el lanzador zurdo cargó una tremenda resaca, y David Cone hizo el otro en 1999 al requerir de solo 88 lanzamientos.

Domingo Germán tras su hazaña: “Me lo viviré toda la vida”

“Estoy muy emocionado… Poder decir que en mi carrera hice uno de los logros más grandes que existen en el béisbol, es muy emocionante de verdad”, dijo Domingo Germán en sus primeras palabras al ser entrevistado por la reportera de YES, la cadena oficial de los yanquis. “Siempre lo soñé y gracias a Dios hoy en día lo cumplí, y me lo viviré toda la vida”.

Lo más asombroso de la hazaña de Germán es que posiblemente era el lanzador del que menos se hubiera esperado un partido así en estos días. Esto porque en su anterior apertura, el 22 de junio, produjo 8 hits y 10 carreras de Seattle en solo 3.1 innings de labor. Antes de eso, el 16 de junio, el espigado serpentinero derecho permitió 7 hits y 7 carreras en 2 entradas contra Boston.

El miércoles, 72 de sus 99 disparos al hogar fueron en strike y pusieron a 9 enemigos mientras ponía su marca en 5-5 con 4.54 de carreras limpias en la temporada. Su curva fue excelente, según el manager Aaron Boone, pero el cambio de velocidad también estuvo en su mejor versión.

Fuente: El Diario