Efectos del cambio climático producen fuertes tormentas en varios países

Lluvias extremas acompañadas de inundaciones mortales golpearon a los Estados Unidos y varios otros países durante el fin de semana y la semana pasada.

Hubo varias docenas de muertes en las regiones central y sur de Corea del Sur, incluida la región de Chongju, donde un paso subterráneo inundó y ahogó a los automovilistas que quedaron atrapados en sus vehículos sumergidos.

En los EE. UU., las inundaciones se cobraron cinco vidas en Upper Makefield Township, Pensilvania, donde se está realizando una búsqueda de dos niños desaparecidos. Las inundaciones también afectaron partes de New Hampshire, Massachusetts, Connecticut, Nueva York y Nueva Jersey el pasado fin de semana. El gobernador Phil Murphy declaró un estado de emergencia en Nueva Jersey luego de daños significativos por inundaciones y deslizamientos de tierra.

Aunque las inundaciones destructivas están ocurriendo en diferentes partes del mundo, los científicos atmosféricos dicen que tienen esto en común: con el cambio climático, las tormentas se están formando en una atmósfera más cálida, lo que hace que las lluvias extremas sean una realidad más frecuente ahora. El calentamiento adicional que los científicos predicen que se avecina solo empeorará las cosas.

Esto se debe a que una atmósfera más cálida contiene más humedad, lo que provoca que las tormentas arrojen más precipitaciones que pueden tener resultados mortales. Los contaminantes, especialmente el dióxido de carbono y el metano, están calentando la atmósfera. En lugar de permitir que el calor se irradie desde la Tierra hacia el espacio, se aferran a él.

Si bien el cambio climático no es la causa de las tormentas que desencadenan las lluvias, estas tormentas se están formando en una atmósfera que se está volviendo más cálida y húmeda.