El debate sobre el peinado en estudiantes se intensifica en los EEUU

El debate sobre si un estudiante negro de secundaria en Texas debería cumplir una suspensión en la escuela por usar rastas retorcidas en clase se intensificó esta semana cuando la familia del estudiante y su distrito escolar emprendieron acciones legales.

Darryl George, de 17 años, estudiante de tercer año de la escuela secundaria Barbers Hill en Mont Belvieu, ha estado cumpliendo una suspensión escolar desde el 31 de agosto en la escuela del área de Houston. Los funcionarios escolares dicen que sus rastas caen debajo de las cejas y los lóbulos de las orejas y violan el código de vestimenta del distrito.

En enero de 2020 DeAndre Arnold, estudiante en la Barbers Hill High School fue suspendido por llevar el pelo al estilo rasta. El hecho creó un escándalo a nivel nacional al extremo de que los productores de la película “Hair Love,” la actriz Gabrielle Union y el ex jugador de la NBA, Dwyane Wade, lo invitaron a la ceremonia de los Oscar, en la premiación de la película.

La madre de George, Darresha George, y el abogado de la familia niegan que el peinado del adolescente viole el código de vestimenta del Distrito Escolar Independiente de Barbers Hill y han acusado al distrito de violar una nueva ley estatal que prohíbe la discriminación racial basada en el peinado. La nueva ley, la Ley CROWN, entró en vigor el 1 de septiembre.

El martes, Darresha George y su abogado presentaron una queja formal ante la Agencia de Educación de Texas, alegando que Darryl George estaba siendo acosado y maltratado por funcionarios del distrito escolar por su cabello y que su suspensión en la escuela violaba la Ley CROWN.

El miércoles, la agencia notificó a Darresha George y a su abogado que investigará la denuncia.

Más tarde el miércoles, el distrito escolar de Barbers Hill anunció que había presentado una demanda en el tribunal de distrito estatal pidiendo a un juez que aclarara si las restricciones del código de vestimenta que limitan la longitud del cabello de los estudiantes varones viola la Ley CROWN. La demanda se presentó en el condado de Chambers, ubicado al este de Houston.

«Aunque creemos que la nueva ley no rige la longitud del cabello, le pedimos al sistema judicial de Texas que la interprete», dijo el superintendente de Barbers Hill, Greg Poole, en un comunicado.

El superintendente había dicho anteriormente que el código de vestimenta es legal y enseña a los estudiantes a conformarse como un sacrificio que beneficia a todos.

Darresha George dijo que la lucha para que su hijo regrese a clases le ha pasado factura mental y físicamente. Dijo que recientemente fue hospitalizada después de una serie de ataques de pánico y ansiedad provocados por el estrés.

“Trato de no mostrarlo todo porque tengo que mantenerme fuerte por mi hijo. Tengo que mantenerme fuerte y seguir en la lucha”, dijo Darresha George. «Pero es agotador».

Darryl George regresó a su clase habitual del primer período el miércoles por la mañana, fue recibido por su maestra y sus compañeros y por un momento “se sintió libre por un momento”, dijo su madre.

Pero poco después de su regreso, el director de la escuela lo sacó de clase y lo devolvió a la suspensión escolar por su cabello y por supuestamente usar un arete, que su madre dijo que no usa en la escuela.

“Así que (el director) le arrebató su libertad de inmediato”, dijo Darresha George.

En un comunicado, el distrito escolar dijo que no mejoraría el castigo actual contra Darryl George mientras espera un fallo sobre su demanda.

La Ley CROWN, acrónimo de “Crear un mundo abierto y respetuoso para el cabello natural”, tiene como objetivo prohibir la discriminación capilar basada en la raza y prohíbe a los empleadores y las escuelas penalizar a las personas por la textura del cabello o los peinados protectores, incluidos afros, trenzas, rastas, giros o nudos bantúes. Texas es uno de los 24 estados que han promulgado una versión de la Ley CROWN.