El huracán Hilary se fortalece a categoría 4. Esto es lo que pueden esperar México y EE.UU.

El huracán Hilary se fortaleció a categoría 4 a unas 680 km al sur de Cabo San Lucas, México, con vientos de 225 km/h y rachas más fuertes, según la última actualización del Centro Nacional de Huracanes.

El jueves, la Secretaría de Medio Ambiente de México informó a través de un comunicado que el huracán Hilary se desplazará hacia el noroeste, intensificándose gradualmente, y provocará lluvias intensas en Baja California Sur, Jalisco, Nayarit, Sinaloa y Sonora, así como lluvias muy fuertes en Colima y Michoacán.

La secretaria agregó que se pronostican vientos fuertes con rachas de 80 a 100 km/h y oleaje de cinco a siete metros de altura en el litoral de Baja California Sur, así como rachas de 60 a 80 km/h y olas de tres a cinco metros de altura en costas de Colima, Jalisco y Nayarit.

Las autoridades indicaron que se esperan también rachas de viento de 40 a 60 km/h y oleaje de dos a cuatro metros de altura en costas de Michoacán y Sinaloa.

La secretaria añadió que se prevén lluvias muy fuertes en los estados de Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Guerrero, Oaxaca y Zacatecas; lluvias fuertes en los estados de Baja California, Chiapas, Estado de México, Morelos, Querétaro, Tabasco y Veracruz, así como en la capital del país.

Las consecuencias que podría generar Hilary en Estados Unidos abarcan una amplia gama de lluvias intensas y vientos fuertes, a medida que el ciclón avanza hacia el norte durante los próximos días a lo largo de la península de Baja California en México. Las pequeñas desviaciones en la trayectoria del huracán puedan cambiar el pronóstico de lluvias y vientos más intensos.

Las lluvias de Hilary en Estados Unidos podrían empezar este sábado en partes del suroeste, y el peor de sus impactos llegará a California el lunes en la mañana.

Los cambios en la trayectoria del pronóstico también afectarán las áreas del noroeste de México que sufrirán los peores vientos de Hilary. Se anticipa que sean lo suficientemente fuertes como para romper árboles, derribar líneas eléctricas y causar daños significativos a la propiedad más cercana al centro del ciclón.

También hay riesgos de deslizamientos de lodo e inundaciones repentinas a partir de los 7 a 15 centímetros de lluvia en la península de Baja California desde el jueves hasta el lunes temprano, con la posibilidad de una mayor cantidad en terrenos más altos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.