El Salvador arrecia redadas contra pandillas

El Salvador envió el martes a unos 8.000 soldados y policías a peinar la provincia rural de Cabañas en busca de pandilleros callejeros, en una de las redadas más masivas desde que el presidente Nayib Bukele declaró la represión de las pandillas en marzo de 2022.

Unos 1.000 policías y 7.000 soldados se desplegaron por la provincia de Cabañas para establecer puestos de control en todas las carreteras de entrada o salida. La redada siguió a un ataque a tiros el fin de semana contra un vehículo de patrulla de la policía que hirió a dos oficiales.

Bukele afirma que miembros de las notorias pandillas MS-13 y Barrio 18 del país han huido a la provincia para evitar la represión. Se refiere a los pandilleros como “terroristas”.

“Cabañas se ha convertido en el lugar con mayor número de terroristas, que venían buscando usar las zonas rurales para esconderse”, escribió Bukele en un tuit. “Este operativo masivo garantizará una mayor seguridad en la zona y no lo terminaremos hasta que encontremos a todos los delincuentes”.

La acción del martes fue la quinta incursión masiva de este tipo desde que comenzó la represión; En mayo, el gobierno envió 5.000 soldados y policías al municipio norteño de Nueva Concepción luego de que un policía fuera asesinado allí.

La policía desmanteló varios campamentos que describió como escondites de pandillas en Cabañas durante una redada anterior en 2022.