Gobierno de Haití dice «sí» a construcción de canal en el río Masacre

El gobierno haitiano puso final a su silencio en torno a la construcción de un canal de riego en su territorio desde el río Masacre, afluente que comparte con la República Dominicana y cuya obra ha provocado una crisis en ambas naciones y rechazo del gobierno dominicano.
Fue este jueves cuando las autoridades haitianas se refirieron al polémico tema dándole su total apoyo. Lo hizo Ministerio de Agricultura, entidad que colgó un documento en su cuenta de X fijando su posición.
«Sí se debe hacer el canal. Se debe hacer un esfuerzo para llevar el agua directamente a los canales», refiere una parte del documento.
La cartera dijo que, con su respaldo a la construcción de la obra, la cual está muy avanzada, lo que busca es que la «tierra de Mirabawou sea regada».
También defendió lo que llamó el «derecho de Haití a beneficiarse por igual de los recursos que comparte con sus vecinos dominicanos».
Señaló que en todas las reuniones que tiene ese ministerio «defiende ese derecho».
Dispuesto a reunirse
El Ministerio de Agricultura haitiano señaló que está en la disposición de reunirse con «todos los sectores involucrados en la construcción del canal» para una «mejor planificación de la obra». No hace mención a las autoridades dominicanas y tampoco a quiénes están financiando esa construcción.
De acuerdo con el gobierno dominicano, nueve personas encabezan la construcción del canal: Wanique Pierre, Ardouin Zephirin, Ardouin Zephirin, Jeantel Joseph, Luckner Desir (a) Luko, Nader Joacéus, Jean Baptiste Bien Aime, Wideline Pierre y Camiel Samson.
Hace un par de días Jimmy Chérisier, mejor conocido como Barbecue, líder de la banda denominada G9, la que reúne a todas las pandillas del país, anunció su respaldo a la construcción del canal.
En la publicación, el Ministerio de Agricultura también expresó su «sorpresa» al conocer en la prensa de que «compartía con los dominicanos un documento secreto que le daría al Presidente dominicano la razón de su postura sobre la construcción del río Masacre». «El ministerio niega los rumores infundados», dijo.
Posición del Gobierno dominicano
Hasta el momento, el presidente de la República, Luis Abinader, ha atribuido la construcción del canal a «un pequeño grupo de particulares haitianos», los cuales dijo retomaron la edificación, la cual comenzó en el 2021 y fue paralizado por el asesinato del mandatario haitiano Jovenel Moïse.
En ese escenario también refirió que las autoridades haitianas no se habían comunicado con el gobierno dominicano para tratar el tema.
«La idea de ese proyecto nunca fue comunicada oficialmente al gobierno dominicano, ni se suministró documentación sobre su envergadura, su impacto ambiental y la identidad de sus beneficiarios finales», expresó Abinader.
Agregó que, «a pesar de la exigua información disponible, los análisis que hemos realizado demuestran que la obra pone en riesgo el acceso al agua de centenares de familias agricultoras dominicanas y haitianas debajo de donde se construye el canal».
También dijo que la obra era ilegal y violatoria del Tratado de Paz, Amistad y Arbitraje firmado por ambos países en el 1929.
En su artículo 10 el acuerdo establece la forma en que ambos países pueden hacer uso de los recursos hídricos transfronterizos.
«En razón de que ríos y otros cursos de agua nacen en el territorio de un Estado y corren por el territorio del otro o sirven de límites entre los dos Estados, ambas Altas Partes Contratantes se comprometen a no hacer ni consentir ninguna obra susceptible de mudar la corriente de aquellas o de alterar el producto de las fuentes de las mismas. Fuente: Diario Libre.