Grandes expectativas con visita de Primer Ministro de India a EEUU y reunión con Biden

El primer ministro indio, Narendra Modi, en muchos aspectos, es una elección curiosa para que el presidente Joe Biden lo honre con una visita de estado.

Desde que el presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó la invasión de Ucrania hace 16 meses, India ha impulsado su economía mediante la compra de cantidades cada vez mayores de petróleo ruso barato.

Grupos de derechos humanos y opositores políticos han acusado a Modi de sofocar la disidencia e introducir políticas divisivas que discriminan a los musulmanes y otras minorías. Y el ministro de Relaciones Exteriores de la India, Subrahmanyam Jaishankar, ha adoptado una visión del mundo en la que no hay aliados ni amigos, solo «amienemigos».

Pero Biden, quien dará la bienvenida a Modi a la Casa Blanca el jueves para una visita de estado, ha dejado en claro que ve los lazos de Estados Unidos con India, la democracia más grande del mundo y una de sus economías de más rápido crecimiento, como una relación definitoria. Nueva Delhi, como la ve Biden, será esencial para abordar algunos de los desafíos globales más difíciles en los próximos años, incluido el cambio climático, las interrupciones relacionadas con la inteligencia artificial y el creciente poder de China en el Indo-Pacífico.

“Ahora sabemos que India y Estados Unidos son países grandes y complicados”, dijo el secretario de Estado Antony Blinken al Consejo Empresarial Estados Unidos-India en Washington antes de la visita de Modi. “Ciertamente tenemos trabajo por hacer para promover la transparencia, promover el acceso al mercado, fortalecer nuestras democracias, liberar todo el potencial de nuestra gente. Pero la trayectoria de esta asociación es inconfundible y está llena de promesas”.

Hay mucho en juego para ambas partes en la visita de cuatro días del líder indio a Estados Unidos, que comienza el martes con una parada en Nueva York, donde Modi tiene previsto celebrar reuniones con líderes empresariales y de opinión. Modi dirigirá un evento del día internacional del yoga el miércoles en las Naciones Unidas.