Gritos homofóbicos obligan a terminar partido entre México y EEUU

El partido de Estados Unidos contra México fue interrumpido por el árbitro después de que el estadio se convirtió en ecos de cánticos homofóbicos de los fanáticos del fútbol mexicano, quienes durante años han insultado a los porteros de los equipos contrarios.

Los funcionarios han estado tratando de acabar con la preocupante tradición durante el mismo tiempo, con multas, expulsión de los estadios y ahora finales anticipados.

El juego se detuvo debido al ruido ensordecedor en el minuto 90 en el Allegiant Stadium con Estados Unidos ganando tres goles. Cuando se reanudó la acción, se señalaron 12 minutos de tiempo de descuento, pero los cánticos persistentes hicieron que el árbitro salvadoreño Iván Barton terminara el partido en el octavo minuto agregado.

Cuatro jugadores fueron expulsados en una irritante segunda mitad del juego, que Estados Unidos ganó 3-0 por un lugar el domingo en la final de la Liga de Naciones de CONCACAF contra Canadá.

Christian Pulisic anotó dos goles y Ricardo Pepi anotó uno en una gran actuación, pero este partido será recordado mucho más por la fealdad.