/

“Habrá despidos”: Comisionada de Educación de RI teme inminente abismo fiscal

La comisionada de Educación de Rhode Island, Angélica Infante-Green, expresó el miércoles su preocupación por un inminente “abismo fiscal” al que se enfrentan las escuelas de todo el estado, diciendo que resultará en recortes presupuestarios y despidos de personal.

“Los distritos tienen que tomar decisiones difíciles”, dijo Infante-Green durante una entrevista en vivo en 12 News a las 4. “Habrá despidos”.

El principal funcionario de educación del estado dijo que serán necesarios recortes porque el dinero federal de ayuda por COVID se está agotando, lo que significa que los distritos ya no podrán usar esos fondos para ciertos gastos, incluido el personal.

Al mismo tiempo, los líderes de la Asamblea General han señalado planes para poner fin a una política que había mantenido la ayuda estatal a la educación en niveles previos a la pandemia a pesar de caídas significativas en la matrícula estudiantil. La financiación anual suele estar ligada a una variedad de factores, incluida la población estudiantil y la concentración de estudiantes multilingües.

“Los superintendentes van a tener que hacer recortes”, dijo Infante-Green. “Tendrán que buscar lugares donde tener ahorros”.

Rhode Island no está sola. Infante-Green dijo que los estados de todo el país enfrentan el mismo problema, citando a Massachusetts, donde Boston está haciendo planes para cerrar escuelas.

El Boston Globe informó la semana pasada que hasta la mitad de las escuelas públicas de Boston podrían cerrar en los próximos años, a medida que la ciudad experimente fuertes caídas en la inscripción.

En Rhode Island, un informe publicado el mes pasado mostró que la inscripción disminuyó en 32 de los 36 distritos escolares públicos del estado durante los últimos cinco años. En general, la matrícula en escuelas públicas cayó un 5,2% desde antes de la pandemia, lo que representa aproximadamente 7,000 estudiantes menos en todo Rhode Island.

“¿Estoy preocupada? Absolutamente”, dijo Infante-Green.

Algunos distritos ya han tomado medidas iniciales anticipándose al déficit de financiación. En Providence, Infante-Green señaló que ya existe un congelamiento de contrataciones. El Edunomics Lab de la Universidad de Georgetown estimó recientemente que se podría exigir a la capital que reduzca su gasto en un 19% para el año escolar 2024-2025.

El distrito escolar más grande de Rhode Island ha estado bajo control estatal desde 2019. Pero todos los efectos del inminente abismo fiscal probablemente se sentirán en los próximos meses, cuando Providence y otras comunidades preparen sus presupuestos para el año fiscal que comienza el 1 de julio.

Todos los distritos deben notificar al personal sobre cualquier despido para el próximo año escolar antes del 1 de junio, según la ley estatal. «Es una dura realidad», dijo Infante-Green. Fuente: 12 News.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.