IsiahPacheco, la estremecedora historia de la estrella dominico-boricua de la NFL

El entrenador de Kansas City Andy Reid ha descrito el estilo de correr de Isiah como el de “un corredor violento”. Si algún jugador pudiera correr a través de una pared, sería Pacheco, derribando apoyadores y backs defensivos.
Pacheco fue una de las grandes sorpresas de la temporada 2022 en la NFL. El novato formado en Rutgers fue elegido con el pick ¡251! (7ª ronda) del Draft, pero a pesar de esa poca confianza en sus posibilidades se ganó un lugar como titular en el campeón: los Kansas City Chiefs. El 2023 resultó un año de consolidación para el corredor, que otra vez ha estado en el Super Bowl.
Bajo (1,78 m de estatura) pero de enorme velocidad, Pacheco se ha consolidado como la opción más productiva de los Chiefs en el juego terrestre. Durante la Fase Regular de la campaña 2023-2024 promedió casi 67 yardas por partido. Además sumó 7 touchdowns y colaboró con 244 yardas por aire.
Pacheco nació el 2 de marzo de 1999 en Vineland, Nueva Jersey. Es de raíces puertorriqueñas y dominicanas.
“Es algo que te hacer sentir bien. El ambiente, la cultura, la gente que me apoya”, dijo Pacheco durante el día de medios del Super Bowl 2023. “Siempre alabaré mis raíces latinas. Amo a mi familia y de dónde vengo”.
Pacheco sufrió dos enormes pérdidas. Sus dos hermanos fueron asesinados en su estado natal de Nueva Jersey, lo que lo obligó a crecer rápido.
Su hermano, Travoise Cannon, murió apuñalado en 2016. Tenía 29 años. La hermana de Pacheco, Celeste Cannon, murió un año después baleada en la cabeza por un hombre con que compartía un hijo. Tenía 24 años.
Sin embargo, Isiah encontró la manera para salir adelante.
Pacheco era un estudiante de secundaria. Tuvo la oportunidad de dejar Nueva Jersey pero optó por permanecer en el estado y jugar en Rutgers.
Su mejor temporada universitaria fue en su segundo año cuando Pacheco corrió para 729 yardas y siete touchdowns. No pudo igualar esos números en sus últimas dos temporadas, con lo que pasó a ser un prospecto casi al límite.
Los Chiefs vieron lo suficiente en él para elegirlo en la séptima ronda del draft de 2022, pero una selección tan atrás no es garantía de ganarse un puesto en el plantel.
Sin embargo, Pacheco no solo llegó al equipo, sino que fue titular en 11 partidos, jugó en los 17 y corrió para 830 yardas con 4.9 yardas por jugada. Esta temporada, Pacheco fue titular en 13 partidos y ganó 935 yardas con un promedio de 4.6. Tiene un total combinado de 12 carreras de touchdowns en ambas temporadas.

“Mi hermano, si me viera aquí, estuviera asombrado”, indicó. “Me animó a jugar al fútbol americano
de niño y nunca tuvo la oportunidad de verme jugar. Tener la oportunidad de jugar me ayuda mucho a no preocuparme por las tragedias que han ocurrido. Me hace querer esforzarme más”, concluyó.