Las tasas hipotecarias elevadas están dando lugar a pagos mensuales mucho más altos

Los posibles compradores de viviendas están dispuestos a asumir pagos hipotecarios mucho más altos, incluso cuando los precios de las viviendas han comenzado a retroceder este año.

El pago mensual promedio que figura en las solicitudes de préstamos para la compra de viviendas aumentó un 14,1 % en mayo con respecto al año anterior a un máximo histórico de $2165, según la Asociación de Banqueros Hipotecarios. La cifra de mayo también representa un aumento del 2,5% con respecto a abril.

“La asequibilidad de los compradores de viviendas se deterioró aún más en mayo, ya que los posibles compradores continúan lidiando con las altas tasas de interés y el bajo inventario de viviendas”, dijo Edward Seiler, vicepresidente asociado de economía de la vivienda de la MBA, en un comunicado la semana pasada.

El crecimiento del precio de la vivienda se aceleró durante la pandemia, impulsado por tasas hipotecarias ultra bajas y guerras de ofertas a medida que se intensificaba la competencia por relativamente pocas propiedades en el mercado.

Incluso después de que el mercado se enfriara el verano pasado cuando la Reserva Federal elevó las tasas de interés en su intento por desacelerar el crecimiento económico y controlar la inflación, la apreciación del precio de la vivienda se mantuvo resistente hasta febrero, cuando el precio promedio de la vivienda en EEUU tuvo una primera caída anual en 13 años, según la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios.

Los precios de las viviendas han seguido cayendo desde entonces, más recientemente, cayendo un 3,1% en mayo respecto al año anterior a una mediana de $396.100, según la NAR.