Los Celtics derrotaron 128-122 a Detroit y empata récord de la NBA

La 28ª derrota consecutiva de los Pistons fue diferente a muchas otras que habían sufrido durante una racha que ahora es una de los dos peores en la historia de la NBA.

Pese al esfuerzo, el resultado tristemente fue el mismo.

Detroit tomó una ventaja de incluso 21 puntos ante los Celtics, el mejor equipo de la liga. En los minutos finales, se recuperó de un déficit de seis puntos en los minutos finales.

Ello forzó el tiempo extra antes de que los Celtics se recuperaran para ganar por 128-122. Fue la primera vez en toda la temporada que los Pistons ostentaron una delantera de más de 20 puntos, y la primera ocasión que llegaron a la prórroga en los dos meses transcurridos desde su última victoria.

“Estoy increíblemente orgulloso de este equipo, de la manera en que lo han hecho estos jugadores”, señaló el entrenador de los Pistons, Monty Williams. “Han escuchado todo lo que dicen sobre nuestro equipo y siguen intentándolo. Sé que ello va a dar sus frutos”.

Detroit igualó a los 76ers con 28 encuentros perdidos al hilo. Aquel equipo de Filadelfia impuso la marca entre la temporada 2014-15 y la 2015-16.

Los Pistons necesitan una victoria en casa contra Toronto el sábado por la noche para no romper el récord.

Jaden Ivey anotó seis puntos seguidos para borrar la diferencia, mientras Bojan Bogdanovic hizo la remontada con 4,6 segundos en el reloj y mandó el encuentro a tiempo extra.

En la historia de los principales deportes de Estados Unidos, sólo los Cardinals de Chicago en la NFL tienen una seguidilla más larga de derrotas. Ocurrió de 1942 al 45, con 29 tropiezos en fila.

“No sólo me interesa ganar un partido más este año para frenar esto, ¿saben lo que quiero decir? Eso sería poco, en mi opinión”, dijo el base de los Pistons, Cade Cunningham, quien anotó 22 puntos en la primera pero erró un triple que habría significado la victoria a siete segundos de que concluyera el tiempo regular.

Derrick White obtuvo 10 de sus 23 puntos en el periodo extra y Kristaps Porzingis sumó seis más en la prórroga, clavándola después de un pase de cancha completa de Jayson Tatum, para después encestar un par de tiros libres terminando 125-117. Porzingis hizo 35 puntos, 11 en el último cuarto, y ocho de ellos durante una racha de 10-0 que convirtió una ventaja de cuatro puntos en una ventaja de 106-100.

Tatum tuvo 31 puntos y 10 asistencias para Boston, que ganó su cuarto juego consecutivo y el noveno en 10 juegos.

Cade Cunningham lideró a Detroit con 31 puntos y nueve asistencias, Ivey sumó 22 y 10 rebotes y Jalen Duren tuvo 15 y 14 rebotes.

Los Pistons establecieron el récord de la NBA de más derrotas consecutivas en una misma temporada el martes por la noche con su 27ma consecutiva, una derrota por 118-112 ante Brooklyn.