/

Sentencian a hispano a 48 años de prisión por matar a tiros a un adolescente

Un hombre de Hartford fue sentenciado a casi 50 años tras las rejas por la muerte a tiros de un adolescente de Windsor Locks en el verano de 2020.

Daniel Báez, de 26 años, compareció ante el tribunal en Hartford el viernes y fue sentenciado a 48 años de prisión por el juez Kevin C. Doyle. En noviembre, un jurado declaró a Báez culpable de asesinato por la muerte de Elijah Ortega, de 16 años, según la División de Justicia Penal de Connecticut.

Ortega, miembro del equipo de baloncesto de Windsor Locks High School, murió el 24 de junio de 2020, luego de recibir un disparo fatal en Pesci Park en Windsor Locks.

Báez y Ortega supuestamente se enfrentaron en el parque en una reunión planificada “para resolver una disputa”, según registros judiciales. Según los informes, Ortega comenzó a quitarse la sudadera con capucha para que los dos pudieran pelear, pero Báez sacó un arma.

Los testigos testificaron en el juicio que vieron a Báez sacar un arma de una riñonera. Ortega gritó a todos que corrieran y, mientras lo hacía, Báez le disparó y lo alcanzó dos veces, dijo la policía.

Ortega recibió disparos en el muslo izquierdo y en el torso, según registros policiales y judiciales. Murió en un hospital cercano poco después del tiroteo.

Báez estaba huyendo después del asesinato y finalmente fue arrestado con una orden judicial en West Haven sin incidentes, dijo la policía.

La fiscal estatal para el distrito judicial de Hartford, Sharmese L. Walcott, dijo que espera que la sentencia traiga algo de paz a la familia de Ortega, para quien dijo que el juicio fue una experiencia dolorosa.

«Este es otro caso de violencia armada sin sentido que devasta comunidades y familias», dijo Walcott en un comunicado. “Espero que esta sentencia traiga algo de paz a la familia y a los seres queridos de la víctima. Su dolor fue palpable a lo largo de este arduo proceso”.

Walcott elogió el trabajo del fiscal estatal adjunto supervisor Jesse Giddings, el fiscal principal del caso, los pasantes legales certificados Olivia Jones y Kevin Gaidos y el inspector Joseph Buyak. Fuente: Hartford Courant.