Sospechoso de apuñalar a pareja que celebraba sus bodas de oro se declara inocente

Jill D’Amore ayudaba a que la iglesia de Nuestra Señora Auxiliadora luciera hermosa, cuidando las flores y decorando la parroquia. Su madre, Lucia Arpino, de 97 años, nunca faltó a misa hasta que llegó la pandemia del coronavirus. Y el esposo de Jill, Bruno, era el orgulloso encargado de cocinar las hamburguesas en el picnic de la parroquia.
Los tres murieron golpeados y apuñalados en un incidente aparentemente aleatorio durante el fin de semana, cuando la iglesia tenía previsto celebrar las bodas de oro de los D´Amore después de la comunión. El crimen ha conmocionado a la parroquia y a la comunidad en general de Newton, una ciudad que comprende una red de pueblos en los suburbios de Boston.
«Es una pérdida estremecedora, el dolor es terrible. Pero tengo que decir que el amor de la gente no sólo ha sido sorprendente, sino también edificante e inspirador», dijo el párroco de la iglesia, el reverendo Dan Riley.
Christopher Ferguson, de 41 años, se declaró inocente el martes en el tribunal de distrito de Newton por un cargo de homicidio en relación con la muerte de Jill D’Amore, de 73 años, y otros dos cargos de agresión y uno de robo residencial. Se tiene previsto que se le presenten cargos adicionales por la muerte de Bruno D´Amore, de 74 años, y Arpino, de 97, una vez que se concluya con las autopsias.
Jill D´Amore tenía 32 golpes y heridas de arma blanca en el tórax, la cabeza y el rostro, dijo la fiscal Nicole Allain en el tribunal.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.