Trump gana la primera votación de nominación presidencial republicana

El expresidente estadounidense Donald Trump ganó este lunes 15 de enero la primera elección primaria republicana, según proyecciones de Edison Research y diversos medios, confirmando su favoritismo sobre sus rivales en la carrera por la nominación presidencial de ese partido.

Trump dijo, tras ganar los caucus de Iowa, que es hora de que Estados Unidos «se una» y presumió de la participación en la elección, pese a las condiciones climáticas.

Los caucus en Estados Unidos son asambleas electorales en las que los ciudadanos se reúnen en el centro de votación del distrito que les corresponden para discutir en voz alta y votar en un papel quién quieren que sea el candidato presidencial de un partido.

A Iowa, considerado además un estado indeciso o pendular, le corresponden apenas 40 delegados del total de 2.469 de los 50 estados del país, quienes son los que finalmente eligen al candidato presidencial del partido. En Iowa se reparten de manera proporcional los votos obtenidos por cada candidato.

De acuerdo con datos preliminares, con 80% escrutado,Trump ganó con más del 50% de los votos, mientras que el gobernador de Florida, Ron DeSantis, es segundo con un 21%.

Estos son los resultados difundidos por el Partido Republicano de Iowa con más de 88.000 votos contados, lo que representa cerca del 80 % del escrutinio, según los medios: Trump lidera con 44.970 votos y un 50,8 %, mientras que DeSantis suma 18.858 votos y un 21,3%. La tercera es la exgobernadora de Carolina del Sur y exembajadora ante Naciones Unidas Nikki Haley, con 17.021 votos y un 19,2%. El empresario Vivek Ramaswamy es cuarto con 6.768 votos y un 7,6%.

En los caucus de Iowa se reparten 40 delegados, que de momento se llevarían 16 Trump, 4 DeSantis, 4 Haley y los otros 16 dependerán del resultado final.

Aunque la victoria de Trump era prevista, dado que diversas encuestas lo sitúan primero en el apoyo para la candidatura presidencial republicana, existe gran incertidumbre sobre el segundo en favoritismo.

La exembajadora ante la ONU Nikki Haley y el gobernador de Florida, Ron DeSantis, libran una contienda para situarse como la mejor alternativa a Trump, quien actualmente enfrenta diversos procesos judiciales.

Para Ron DeSantis y Nikki Haley, el objetivo de este primer paso es obtener un resultado lo suficientemente fuerte como para respaldar la idea de que pueden detener la marcha inexorable de Donald Trump hacia una tercera nominación consecutiva del Partido Republicano.

En un frío glacial, los republicanos republicanos de Iowa fueron invitados a visitar unas 1.600 escuelas, centros comunitarios y otros lugares de votación, inaugurando oficialmente las primarias del Partido después de meses de debates, reuniones y campañas publicitarias.

De confirmarse la victoria de Trump en Iowa, probablemente se posicionará como el único candidato republicano capaz de derrotar al presidente demócrata Joe Biden, a pesar de los procesos penales que enfrenta.

Ron DeSantis, que alguna vez fue percibido como el principal rival de Donald Trump, experimentó una campaña socavada por preocupaciones organizativas.

Los caucus de Iowa son el primer paso de un proceso que dura meses para seleccionar a los delegados, que asistirán a las convenciones nacionales del partido a mediados de año, en las que se elige al candidato presidencial de cada partido.

A diferencia de unas primarias, los caucus no los organiza el estado sino los propios partidos y se llevan a cabo gracias a voluntarios. Además, mientras las primarias son como una jornada completa de votación electoral, los caucus se organizan en una fecha específica y a una hora determinada. Fuente: France 24.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.